16
Aug

Mindfulness & Social Action: Towards a Secular Spirituality


Mindfulness & Acción Social:
Hacia una Espiritualidad Secular Trabajamos demasiado duro
Estamos demasiado cansados
para enamorarnos.
Por eso debemos
derrocar al gobierno Trabajamos demasiado duro
Estamos demasiado cansados
para derrocar al gobierno.
Por eso debemos
enamorarnos Vivimos en una época, donde existen 3 problemas principales, que tenemos que afrontar entre todos. El primero es el Cambio Climático, el segundo es la Desigualdad económica, y el tercer problema de nuestra era, que recibe menos cobertura por los medios,
en mi opinión, que los otros dos, es el deterioro de la intimidad, en nuestros propios cuerpos, en nuestros corazones, en nuestras relaciones, y podría decirse que la atrofia de la intimidad, en nuestra vida social, es realmente el deterioro de la democracia. Así pues esta noche, voy a explorar qué pueden aportar, las tradiciones que yo
he estudiado, sobre esos problemas de nuestra era, Porque tengo la sensación de que si no podemos
contar una nueva historia, que realmente inspire a la gente a abordar
esos problemas de frente, entonces cualquier práctica espiritual exótica
en la que nos embarquemos, será tan solo una moda pasajera. Así que ¿qué podemos hacer? Lo que voy a proponer esta noche, es que
para tratar estos tres problemas, Cambio climático, desigualdad económica, y
el deterioro de la intimidad, hay tres cosas que podemos hacer. La primera es que seamos capaces de detenernos. Y esto tiene en realidad dos partes, Una es que seamos capaces de detenernos
internamente Creo que en la era de instagram, y twitts de 140 caracteres, Y los medios constantemente publicando escándalos, y políticos que no parecen muy inspiradores… la gente lo que busca realmente es profundidad. Y creo que esa necesidad de profundidad
es claramente palpable. Y lo primero que tenemos que hacer para
encontrar profundidad, es que seamos capaces de detenernos. Detener la inercia de los pensamientos constantes, y los juicios de valor, especialmente sobre uno mismo, que siguen y siguen en nuestras mentes y corazones… Pero la segunda parte de detenerse, es que solamente controlar
nuestro potencial interno para la avaricia o nuestro potencial interno
para la ira ¡no es suficiente! También tenemos que tratar con las formas institucionalizadas de la violencia. Y la práctica espiritual que únicamente se enfoca en mí, es en mi opinión, muy fácil de desvanecerse. cuando tenemos que afrontar
problemas culturales reales. Otra de las facetas en las que tenemos que parar, Es que dejemos de cooperar,
con los sistemas de (fomento de) la violencia. Que siguen lastimando a nuestras familias,
y nuestras comunidades… y a nuestro planeta Tierra. Así que detenerse, tiene ambas facetas. Y todo lo que diré esta noche,
tiene estas dos facetas, Creo que para que se dé un profundo
compromiso con la vida, todos los principios en los que nos implicamos,
puedan sanar, tanto internamente, como culturalmente. Así pues, debemos detenernos. En segundo lugar, tenemos que practicar. Creo que a todos nos gustan los libros,
sobre cómo detenernos. y los leemos…o los dejamos a medias… y dos minutos después, estamos igual de neuróticos que
antes de comprarnos el libro. Y yo no creo realmente que sea importante, si tu forma de practicar es
a través de la meditación… o mediante la danza… o la música… o el arte. Creo que lo más importante, es que nos
orientemos en algo, durante mucho tiempo, hasta que se convierta en una destreza, que nos conecta con nuestro origen
a nivel personal, en nuestras vidas. Algo que nos conecta con
tomar elecciones éticas, algo que nos mantiene honestos, algo que nos mantiene enfocados
en vivir una vida, en la que vemos con claridad
nuestras intenciones. Habréis oído mucho últimamente sobre
la práctica del Mindfulness… Y el Mindfulness se presenta hoy en día
como una práctica sobre enfocar la atención. lo cual creo que está bien…
es la práctica de dar nuestra atención Pero a medida que tu mindfulness madura, ya no se trata solo de prestar atención, sino de prestar atención, a la cualidad de tu intención. a la cualidad de tu Atención. Es decir, prestar atención a tus intenciones. Y eso no es solamente sentarse erguido,
observando tu propia respiración, sino de prestar atención durante todo el día
a tus motivaciones, y las elecciones que tomas. Con tu cuerpo, cuando hablas, que es con lo que yo encuentro más problemas, y también, con los patrones de pensamiento
en tu mente. Y entonces debemos detenernos,
debemos practicar, Y según yo lo veo, el acto más radical que puedes realizar
en una cultura, es contar la historia que no ha sido contada. Porque creo que hoy en día, casi todo lo que escuchamos de la religión, o los líderes religiosos, iba a decir “El departamento de Religión”. Es que debemos detenernos, y debemos practicar. Pero pienso que el ADN de un activista,
tiene su doble hélice… y requiere dos acciones, por un lado, debe detenerse, y debe practicar. pero por otro lado, necesitamos mejores historias Y somos una cultura adicta a un tipo de relato, sobre el éxito, sobre la Energía, sobre el petróleo, y todos sabemos que ese relato
está pasado de moda. Yo no conozco a nadie que sea
realmente un “adicto” al petróleo. Se nos dice que somos adictos al petróleo, pero ¿quién disfruta, yendo a la gasolinera,
entusiasmado con el petróleo? No somos adictos al petróleo, somos adictos a una narrativa, y la señal de que somos adictos
a una determinada narrativa, es que no hay espacio
para contar otra historia diferente. Profundizaré sobre esto
según avance la tarde, pero algo que empiezo a descubrir
sobre los relatos, es que cuando existe un relato dominante, la forma en que se reemplaza, no es inventando un relato nuevo, sino prestando atención, a los relatos
que no se están contando, porque no tienen acceso
a la cultura predominante Es decir, el nuevo relato está aquí ahora mismo, pero está en los márgenes. Y tenemos que prestar atención a los relatos
que se están contando en los márgenes, porque esos relatos formarán
el próximo Relato No necesitamos inventarlo, Y si te quedas esperando a que aparezca en los medios el siguiente “gran relato” sobre qué hacer con tu vida, vas a caer de nuevo atrapado, en la misma adicción. Así que, Tenemos que detenernos, y tenemos que practicar,
porque no podemos parar sin la práctica, Y cuando la práctica empieza a funcionar,
y ésta es mi teoría sobre la práctica, un síntoma de que estás profundizando
en tu práctica , es que te hace plantearte,
preguntas más profundas. Así es como sabes que tu práctica está funcionando, es que las preguntas que empiezas a explorar
acerca de tu vida, se vuelven más profundas. Y cuando estudias con un (buen) maestro,
o estudias buenas enseñanzas, El propósito de los maestros, las enseñanzas,
y la comunidad, Es que cuando tienes una buena pregunta, ellos la llevan más profundo. Ellos no dan respuestas, llevan la pregunta hasta el fondo de tu corazón. y así toma un sentido más pleno, sabiendo que la respuesta a esa pregunta,
sólo puede salir de ti mismo. Una vez preguntaron a un monje: ¿Cuál es la esencia de la práctica espiritual? Y él respondió: “Una respuesta apropiada”. A otro monje llamado Basha le preguntaron:
¿qué es la práctica espiritual? y respondió: lo que sea necesario. Así que necesitamos contar un nuevo relato, un relato que dé respuesta a lo que es necesario en nuestra sociedad ahora mismo. Y esta noche voy a proponer, algunas… nuevas formas de pensar, acerca de las prácticas en las que nos implicamos, para que podamos ofrecer algo real, a una cultura que está sufriendo profundamente y que demanda una nueva narrativa. Éste es el nuevo Relato: 1º – Ésta es la Señal Imagináoslo que este preciso momento, es la señal. [ SI ESPERABAS UNA SEÑAL ]
[ ES ÉSTA ] [Vivimos en una era post-metafísica.
Nuestras vidas no dependen,
ni está hechas de otro Reino.] Quizás no existe ningún otro mundo
después, o más allá, o detrás de éste.] Puede que esto no sea lo más usual
en British Columbia, Nuestras vidas son impermanentes. Hablamos mucho acerca del momento presente, pero si tratas de atraparlo, verás que no hay momento presente. Sólo hay ESTO. El tipo de luz en la habitación ahora mismo, nuestros cuerpos digiriendo la cena, llegar juntos aquí, Sólo existe ESTO, es tan fácil no verlo… Pero cuando prestas atención a ESTO, te das cuenta de que es impermanente, hay algo en nuestra mente, que teme la impermanencia,
¿lo habéis notado? Y debido a que sabemos que la realidad material
es impermanente, usamos nuestra imaginación, para hacernos
más grandes que lo material. Para lograr ser meta-físicos. Para crear un relato, sobre la permanencia, dentro de una realidad que es impermanente. Y creo que la valentía de tener una práctica (espiritual) es ser capaz de sintonizar… tener contacto con lo que está surgiendo
en el momento presente y simultáneamente, no aferrarse a ello. ¿Cómo puedes tener el valor de mirar de frente lo que está surgiendo (cada momento), incluso aunque lo que surja en el momento
fuera algo doloroso, y a la vez, ser íntimo con ello, sin tratar de aferrarlo? Y esa creo que es la tarea clave
de la práctica (espiritual). Así que primera idea, “ESTO es (la clave)” 2. No Fuera
LA VIDA NO TIENE
Ctrl + Z La vida no tiene un “fuera”. Cuando nacemos, no entramos en la vida.
Cuando morimos, no salimos de la vida.
Al morir, morimos en la vida. La muerte no es una especie de entorno
separado de la vida. Si coges un cuerpo,
y lo ves descomponerse, que es una práctica en la tradición budista Theravada, En los 4 fundamentos del Mindfulness, Nos dejan descartar una en el REBAP
(Reducción del Estrés Basado en la Atención Plena) en lugar de ello se comen una uva pasa. Pero las indicaciones del Buda, son observar un cadáver descomponerse
durante 14 días. Y cuando ves un cuerpo descomponerse,
el cuerpo se hincha, los elementos caloríficos salen,
los elementos de aire salen, y entonces se hincha tanto…
y una de las razones es debido a que los gusanos empiezan a comerse tu cuerpo,
desde dentro. Y en cierto momento, empiezan a salir por tu boca Si observas un cadáver, mientras se descompone, Realmente parece más vivo, ¡que un cuerpo en vida! Dedicamos tanto tiempo concentrados,
en tener una vida separada de la muerte, Que tratamos la vida y la muerte
como dos cosas distintas. Pero ¿en qué momento exacto naces? Si has estado alguna vez junto a una embarazada, no es algo que no estaba vivo y que de repente
ahora sí está vivo. Y en la muerte ocurre exactamente del mismo modo. La vida no tiene un “Fuera”, sólo hay esto. 3. Karma
[Karma no es lo que te ocurre. Es lo que eres.
Cada cosa que haces tiene un impacto.] La palabra “Karma” significa: causalidad. Viene de la raíz “kRRi” Que es de donde también procede
la palabra “creatividad” Así que KARMA significa, literalmente:
¿Qué vas a hacer con lo que dispones? …con los ingredientes que tienes. Aquí tenemos esta habitación, estos ingredientes, ¿qué vamos a hacer con ellos? Pero, Karma NO es algo que te sucede a ti. Esa especie de idea absurda,
que hemos heredado de algún modo, de que el Karma es algo que me ocurre a mí, como si existiera una especie
de correo postal espiritual, y que recibes cuando haces cosas buenas,
o cosas malas, que está estrechamente relacionado, con la idea de que hay una “muerte”
que te sacará fuera de esta “vida” Pero en realidad, todo lo que eres, es Karma. Tu genética, tu tejido conjuntivo, tus músculos, tu memoria, tu cerebro, Cada vez que inicias una acción,
esa acción produce un efecto. Siempre digo que esta es la enseñanza clave
para los adolescentes. Que cada cosa que haces tiene un impacto. No haces nada, tiene un impacto,
haces algo, tiene un impacto, Pero ese impacto, es lo que tú eres… no es algo separado de ti. Así que la enseñanza clave respecto al Karma, es la enseñanza de la NO DUALIDAD. El Karma es algo que tú ERES. Eres un conjunto de causas y consecuencias. 4. La Misma Inversión
[Todos los seres humanos invierten lo mismo en la vida,
Tu vida afecta a las otras vidas.] Tu vida afecta a las de los demás,
debido al Karma. Las elecciones que tomas cuando comes, Las elecciones que tomas cuando adquieres productos, las elecciones que tomas cuando votas, incluso las decisiones que tomas a diario,
cuando hablas, y cuando amas, y cuando odias, y cuando te tropiezas y no puedes levantarte de nuevo. Todas esas elecciones, afectan a otras personas. Me gusta contar una anécdota, estando yo en un retiro y mi maestro por entonces, tenía otro estudiante anciano que estaba enfermo. el cual vino el primer día y dijo:
“¿podría entrar y realizar el retiro con vosotros?” Y un retiro en silencio es bastante duro, además él estaba enfermo, y era anciano,
y le era muy difícil asistir al retiro. Así que vino y se sentó al comenzar el día, y recuerdo que pensé: no va a aguantar mucho tiempo. Y estuvo sentado todo el día. Entonces, nosotros pensábamos que sólo estaría con nosotros una mañana, pero el segundo día apareció, el tercer día volvió a asistir, y estuvo sentado durante todo el retiro. Lo cual es muy inspirador. Y al final del retiro,
alguien le dijo: “Dijiste que sólo vendrías al principio del retiro, y vimos que fue bastante doloroso para ti” “Levantarte y sentarte en el suelo…
¿por qué permaneciste durante todo el retiro? Y respondió: “Cuando me senté vi a un joven
sentado cerca de mí…” “un veinteañero que estaba tan nervioso…” “Que me dije a mí mismo: voy a sentarme a su lado
hasta que se tranquilice.” Y siempre recuerdo esta historia. Pensamos tanto en que lo que hacemos en la práctica, gira en torno a mí… Y lo que quiero proponer con esta nueva expresión
de “un nuevo relato”… es que no puedes encontrar la felicidad tú sólo. Es un oxímoron (contradicción) Un camino hacia el júbilo, un camino hacia la libertad, tiene que inluir a otras personas. 5. La Vida Tiene Límites
[Necesitamos guardianes de la biosfera. ] La vida tiene límites. Y realmente necesitamos guardianes,
y ayudantes para nuestra biosfera. En British Columbia, donde ahora estamos, las comunidades indígenas están en primera
línea de batalla por la resistencia frente una economía basada en el petróleo. Han estado recordándonos,
haciéndo sonar varias alarmas, Y que el Cambio Climático, es realmente un problema
de consumismo exagerado. Y también se nos ha recordado, que el asunto del Cambio Climático, es un problema de justicia social. Y construyendo carriles bici
o comprando mejores bombillas, no van a curar (el problema). y no va a cambiar nuestra estructura económica. Lo interesante sobre el Cambio Climático, es que es realmente una gema, o un diamante, que tiene múltiples facetas, y cuando empiezas a observar las diversas caras
del Cambio Climático, ves que cualquier otro problema está contenido dentro del problema del Cambio Climático. Llamamos a nuestra economía Capitalismo. Pero no estamos viviendo en una economía capitalista, vivimos en una economía extractivista. Y si vamos a contar un nuevo relato, tenemos que dejar de perforar en la Tierra, y tenemos que perforar más profundo,
en nuestra propia imaginación. para crear un nuevo relato, que sea inspirador, y nos lleve poco a poco,
fuera de la narrativa del petróleo. porque como ya dije antes, no somos adictos del petróleo, no nos creamos eso. 6. Interdependencia
Todo es Contingente.
Nada surge aislado de las condiciones.
Todo inter-existe. Interdependencia, Todo inter-existe, todo es contingente, Todo Nosotros inter-somos inter-existimos Incluso cuando miro alrededor en esta habitación, No existe una imagen de esta habitación
independiente de mis ojos. No hay una escucha de este sonido,
independiente de estos oídos. No hay un “yo” envuelto en una bolsa de piel, que mira hacia afuera en esta habitación. Incluso a nivel de las sensaciones, inter-existimos, con el sonido, y la luz,
y la respiración, y el agua. Nuestros cuerpos son 75%-80% agua. Así que cómo tratas al agua,
es cómo tratas a tu cuerpo. Y el agua pasa por nuestro cuerpo cada 3 días, Yo acabo de regresar de una de las islas del golfo, así que ahora mismo soy agua
de la cascada de la montaña. y tengo un poco de agua de Vancouver en mí. pero al final de la semana seré agua de Vancouver. Y cuando voy al mar, no es un Michael
acercándose al océano y mirándolo, Quizá el motivo de que amemos tanto el océano, es porque es el océano, reconociendo al océano. Todo está tan íntimamente interconectado, que no existe “una cosa” que podamos llamar “una cosa” Todo esto es algo que la interdependencia explica, pero yo creo que lo que en realidad significa,
es Intimidad. Que el único modo en que habrá poder sanador,
será mediante la Intimidad. Si sólo podéis llevaros una cosa de esta velada, es el mensaje de que la sanación sólo ocurre
mediante la Intimidad. Ser más cercanos con las partes de nosotros mismos que nos generan más conflicto, La sanación ocurre en las comunidades,
cuando empezamos a relacionarnos con las personas de nuestra comunidad,
a las que tratamos como basura. No hace falta mirar muy lejos (para verlo). La sanación ocurre en la familia, cuando nos critican por cosas que no nos gusta aceptar, y tenemos el valor de verlo realmente de frente. Recuerdo una ocasión en la que me iba a entrevistar
con un Maestro Zen, Y él no hablaba inglés, esto fue en Japón. y me senté frente a él, me miró e hizo este gesto… Así que me acerqué un poco más a él,
y él hizo así… así que ya estaba muy cerca de él, y entonces él dijo: esto está bien,
esto es la práctica (espiritual). Y entonces hizo sonar su campanilla,
y ese fue el final de la entrevista. Pero, ¿no es eso realmente lo que debemos hacer
para abordar cualquier tipo de práctica? Es decir, si hay una destreza que practicar ¿no es esa la de ver con mayor claridad?
Es simplemente: ACÉRCATE MÁS Yo me mudé de Toronto a British Columbia,
porque tenía esa sensación, de querer tener una relación más profunda
con el mundo de la naturaleza. Y NO puedes tener así como así, una relación
más profunda con el mundo de la Naturaleza, realmente es algo que lleva mucho tiempo. Y cada día camino por un sendero increíble, y ahora, poco a poco, parece que los árboles
empiezan a decirme: ACÉRCATE MÁS 7. Nadamos en el Lenguaje
Las palabras que usamos pueden sanar o herir
El lenguaje determina nuestra percecpción
Cuantos más relatos conocemos, más amplia
y profunda es nuestra visión En los grupos de meditación, el lenguaje es considerado como el enemigo. ¿lo habíais notado? Si observas tu respiración, y empiezas a pensar, puedes empezar a creer que pensar es tan malo, que desearás evitarlo a toda costa. Y yo he venido a deciros, que no pasa nada por pensar. Y también que somos seres humanos,
y nadamos en el lenguaje. Y a veces la práctica contemplativa, se plantea tan tajantemente
como una especie de actividad anti-intelectual, Pero necesitamos el lengaje, nadamos en el lenguaje. Y tenemos que darnos cuenta
de que las palabras que usamos, pueden sanar, y que también pueden causar mucho daño. También que nuestra percepción
viene determinada por el lenguaje. Podéis verlo en los últimos estudios publicados
sobre lingüística, sobre cómo los niños que leen mucho, parecen tener una mejor manera de afrontar
las emociones de aflicción. porque cuando surgen las emociones difíciles de gestionar, las pueden nombrar, y pueden articularlas con mayor claridad. Así que el lenguaje que tenemos, los relatos inconscientes que tenemos, definen lo que percibimos. Existen ocasiones durante la práctica de la meditación, momentos que no están condicionados
por el lenguaje, pero en cuanto te percatas de ellos,
ya están condicionados por el lenguaje. Y cuantos más relatos tenemos, más herramientas tenemos disponibles
en nuestro maletín. Antes he comentado, que un síntoma de adicción, es que sigues
repitiendo el mismo relato, una y otra vez, pero otro síntoma de ser adicto a cierta narrativa, (y creo realmente que la verdadera adicción, en el fondo
es la adicción a una narrativa) y una señal de que eres adicto a una narrativa, es que tu imaginación, no está …presente. Y a los psicoterapeutas les encanta
cuando llega alguien a su consulta diciendo: “¡qué ganas tengo de volver a contarte mi relato!”. Porque sabemos que psicológicamente,
un cambio en el lenguaje, se convierte en un cambio en el
sistema de creencias de uno mismo. 8. La Vida Continúa
La vida prosigue, pero mi vida es finita. La vida sigue, pero tú vas a morir. La vida prosigue, pero… Este “Yo” al que tanto he dedicado, no tengo ni idea de qué le ocurrirá
en el momento de la muerte. Si tienes la suerte, pienso yo, como persona joven, de estar con alguien que no quiere morir. Puedes realmente ver, que da igual cuánto te aferres, mediante el resentimiento, furia, la imposibilidad de perdonar, llegado un momento, tu cuerpo
simplemente se desprende de todo. Y en nuestra práctica de yoga, cada día, nos tumbamos durante 10 minutos, y uno de mis maestros, Pattabhi Jois, decía que una de las prácticas más difíciles,
era el savasana. Practicar el volverse un cadáver. te tumbas durante 10 minutos,
y practicas morirte. Cada día, durante 10 minutos. Te tumbas, y lo primero que haces es dejar ir
tu respiración. así que relajas tu respiración, hasta que simplemente sientes tu cuerpo respirar y si tenías un trauma duro,
o si acumulas aflicción no resuelta, empiezas a notar que te agarras mucho a tu respiración y así trabajas, quizá durante meses, solo relajarta hasta que puedas tumbarte, que son exactamente las mismas instrucciones
que se dan a alguien que está muriendo, para simplemente dejar que el cuerpo respire. Y después te levantas de nuevo,
con un poco menos de apego. Somos ficción. Somos relatos que nos contamos a nosotros mismos. Y decimos en nuestra cultura,
que la mayoría de nosotros tememos el momento de nuestra muerte. Pero yo creo que eso no es verdad. Creo que a lo que tenemos miedo es que en el momento de la muerte,
no sabemos qué le va a ocurrir, a esta ficción. Esta película de “Yo” a la que tanto hemos dedicado. Pero si puedes mirarlo cada día, te das cuenta de que no es una práctica
sobre morirse, ¡es una práctica sobre vivir! Y cuando estás junto a alguien
que está muriendo activamente, está totalmente presente. De hecho están en el lecho de vida,
no en el lecho de muerte. Están plenamente vivos, y mientras todos los demás piensan:
“Oh está muriendo, ¡está muriendo!” Pero para la persona que muere, sólo existe un instante, otro instante,
otro instante, ¡no están muriendo! Sólo es el relato sobre mí, y mi apego (a él)
el que se muere. Ésta es mi diapositiva favorita… 9. Abraza la Vida
El Sufrimiento existe.
El único modo de afrontarlo es abrazándolo. Abraza la vida, Cuando miras de frente a la vida, hay sufrimiento. Y cuando miras la vida cara a cara,
el sufrimiento que encuentras, no es sólo tu propio sufrimiento,
sino también el sufrimiento de otras peronas. Y cuando el sufrimiento aparece,
sólo hay una forma de tratarlo, que es mirarlo de frente. Cuando el dolor surge, miramos de frente al dolor. Cuando aparece la tristeza,
miramos de frente a la tristeza. Cuando el aburrimiento o la soledad surgen, miramos de frente a nuestra soledad. Y nos volvemos íntimos con ella. el samadhi de la soledad… el samadhi del aburrimiento, la intimidad con el enfado. Podemos mirar de frente, a cualquier estado mental. Y aprendemos, que la práctica central que podemos realizar para una sociedad
sin violencia, es mirar de frente a nuestro propio sufrimiento, y el sufrimiento de otras personas,
y conocerlo en profundidad. No “conocerlo” mediante un análisis intelectual, sino conocerlo, al igual que conoces
una pieza de música. Conocer realmente el sufrimiento. Pero… cuando miras de frente al sufrimiento, Lena Dunham aparece en tu cocina cuando miras el sufrimiento, surge el deseo. 10. El Deseo
Cuando miramos el sufrimiento de frente
surge el deseo.
Es un efecto biológico y es inevitable.
Por ello, debemos trabajar el deseo. Esto es algo biológico, y no te puedes librar de ello. Así que para todos los que habéis sido entrenados,
en la práctica contemplativa, se os dice, que el deseo causa sufrimiento, y que la prácticas te lleva a cesar el deseo, pues es algo biológicamente imposible. Hay momentos en los que podemos trabajar el deseo
de modo que se atenúa, Pero cada vez que miras de frente el sufrimiento,
el cuerpo humano está diseñado para buscar placer. Estamos hechos así. Así que el núcleo de nuestra práctica, y esto lo digo para cada una de las personas
que hay en esta habitación, es que tenemos que ser capaces de aprender, cómo vivir con la energía del deseo, sin alimentarla. Tenemos que moldearlo en nuestras familias, y tenemos que moldearlo en nuestra comunidad. Ser capaces de reconocer cómo se siente el deseo, y estar con la energía del deseo, sabiendo que nunca dura más de 5 minutos. Y ser capaces de expulsar esa intensa ola de deseo, hasta que cese. Y quizá eso sea lo más difícil. Porque buscamos el placer cuando afrontamos el dolor Así que abraza la vida, sabiendo que cuando miras
realmente de frente a la vida, el deseo (de placer) surge. En forma de reactividad, y de búsqueda de placer. Y como todos sabemos lo que más adora el deseo,
es más deseo. Así pues ¿cómo sentir el deseo, sin actuar sobre él? Creo que provocaríamos un colapso total
de nuestro sistema económico actual. Por ese motivo muy pronto esta presentación
será ilegal en nuestro país, porque es algo muy malo para el
Producto Interior Bruto (PIB) Porque cuando puedes controlar tus deseos, simplemente no compras tanto. 11. Libertad
El objetivo de la práctica contemplativa es la libertad.
La felicidad no es el objetivo de la vida,
sino un subproducto por la ausencia del apego.
La libertad no depende de un sentimiento. Últimamente, todo lo que se escucha sobre la práctica (de la meditación) contemplativa es “Felicidad” Cómo ser feliz. Hace 100 años, si pudieras entrevistar a tu bisabuela, la gente estaba realmente oprimida,
era “obligada” a estar bien, o sentirse bien. si hablaras con tu abuela o tu bisabuela sobre esto, mucha gente se sentía realmente angustiada, porque tenían que sentirse muy bien, y tener buena apariencia. Creo que ahora, lo que la gente admira tremendamente es esa idea de que se supone
que tenemos que ser “Felices” todo el tiempo. Y el nivel normal de nuestros ánimos, se nos dice, es realmente un estado de hiper-excitación, lo cual es una especie de estado maníaco (eufórico). ¿lo veis? Pero la felicidad, es un derivado
de la práctica (espiritual). porque en la ausencia del anhelo, el júbilo surge. Pero la Libertad no está basada
en sentirse de un modo determinado. Si la libertad se basara en ser feliz, entonces si no estuvieras feliz, no serías libre. Pero puedes sentirte mal, y aún así ser libre. Existe una libertad psicológica,
que podemos alcanzar, mirando la vida de frente,
sin (ser presa del) deseo. Y en la ausencia del deseo, la libertad surge la libertad de elegir. y no ser dirigido, por el patrón histórico
y compulsivo, de reactividad, que están tan programados en nuestro ser. 12. Nada es Inevitable
El “Yo”, como la cultura, es una ficción.
No somos una narrativa que avanza a una conclusión.
Podemos escribir nuestro próximo capítulo. Nada es inevitable, porque el “yo” al igual que la cultura es ficción, No somos una narrativa que va a un final predeterminado. O dicho de otro modo: podemos escribir
el próximo capítulo. No tienes por qué ser hoy la misma persona
que fuiste ayer. Pero lo que ocurre es que, lo que bloquea nuestros corazones, más que ninguna otra cosa, es el no permitirnos a nosotros mismos,
tener nuestra propia experiencia (vital). “Oh, esta necesidad que siento ahora,
se supone que no debería sentir esto” Y cuanto no puedes permitirte a ti mismo, tener tus propias experiencias ¡no estás viviendo tu vida! Y así, el siguiente capítulo sí está predeterminado. Pero nada es inevitable. 13. Una Cultura del Despertar
El próximo despertar será social. La gente pregunta mucho:
¿Es el yoga una religión? ¿Es el budismo una religión? ¿o es un nuevo tipo de psicoterapia? Yo no creo que el yoga y el budismo sean religiones,
creo que son culturas. Y son culturas del despertar. Y creo que va siendo hora de que nos quitemos la idea, de una religión personal, o una trascendencia personal, y lo sustituyamos por “un despertar social”. Quizá el siguiente despertar, será un despertar social. En lugar de ser una experiencia privada,
aislada y privilegiada… que un joven tuvo bajo un árbol. No hay duda de que todos tenemos
que trabajar nuestras mentes, y tampoco hay duda de que todos tenemos hábitos
en nuestros corazones, que debemos trabajar, pero las “relaciones” son la clave para el despertar. Y podemos alcanzar la iluminación (despertar)
a través de las relaciones, y en las relaciones. Así que puede que el próximo despertar,
sea un despertar social. El maestro zen vietnamita Thich Nhat Hanh, dijo hace un par de años:
“El próximo Buda, será shanga” El próximo despertar, será la comunidad. Espero que todas estas prácticas, y estas narrativas, que os he propuesto, puedan formar, lo que confío serán los puntos clave
de la práctica (espiritual) que nos permitan alcanzar el despertar juntos. Y salir de esa idea, de un “yo” aislado,
tratando de ser el primero, y hacerme feliz a mí mismo. A medida que te vuelves más sensible,
en tu vida, y en tu corazón… empiezas a sentirte más libre. y a medida que te sientes más libre,
empiezas a sentir el sufrimiento
de los demás más profundamente. y empiezas a sentir el sufrimiento de la Tierra,
más profundamente. y empiezas a sentir el sufrimiento de los animales,
más profundamente. y no hay escapatoria, así que lo único que puedes hacer,
es arremangarte la camisa, y ponerte a trabajar. Una vez tienes todas tus necesidades
básicas cubiertas, tienes privilegios, una casa, salud,
acceso a buenos alimentos, cuando tienes tus necesidades básicas cubiertas, sólo quedan dos cosas por hacer… 1. cuidar bien de ti mismo 2. ¡Ayudar a los demás! Muchas gracias por atender, ahora haremos un descanso de 10 minutos… subt. Luis Gómez

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

10 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *